Decoración

Revisteros

revisteros

Las revistas pueden ayudar a ambientar y embellecer una casa. Algunas publicaciones son verdaderas obras artísticas u objetos coleccionables que merecen lucirse en el salón o en los dormitorios. Para esto necesitaremos revisteros decorativos que nos ayuden a cumplir con el propósito.

Un revistero es un mueble pequeño con una apertura en la parte superior para que las revistas puedan introducirse en sentido vertical.

Lo habitual es que su ancho sea apenas mayor que las revistas de tamaño corriente.

Los revisteros han dejado de ser esos depósitos de papel que eran antaño, cumpliendo solamente la noble función de permitirnos acumular las publicaciones que utilizamos en aquellos momentos de lectura distendida y descontracturante. Tanto en salones o dormitorios, en el ámbito del hogar, como en oficinas o instituciones, donde son un clásico infaltable en cualquier recepción o sala de espera, los revisteros incorporan hoy diseños originales y renovadores.

Es que el momento de la lectura no merece un ambiente poco atractivo desde el diseño y la decoración. Esos pocos minutos que podemos tomarnos en el día para disfrutar de nuestra revista favorita o leer los principales matutinos, deben ser una invitación al relax y al disfrute. Por eso, más allá de contar con un cómodo sillón o disponer de un amable y reconfortante entorno en nuestro salón, es preciso que los elementos estén bien ordenados, al alcance de la mano y conservados adecuadamente.

Otro tanto sucede en las recepciones de consultorios, despachos y oficinas, donde la gran cantidad de gente que circula diariamente hace imprescindible mantener el orden en cuanto a las revistas que suelen ofrecerse como pasatiempo para quien espera.

Muchas mesas bajas o de centro incorporan un espacio para acumular revistas, pero no siempre esta salida resulta la mejor, ya que las publicaciones suelen amontonarse sin ninguna lógica y extraviarse con facilidad. Los revisteros, en cambio, permiten manejar nuestra colección de lectura placentera de otra manera, permitiendo un mayor orden.

¿Dónde instalar un revistero?

Lo más lógico es hacerlo en aquellas habitaciones en las que se desarrolla el hábito de la lectura. Por eso también es conveniente que el revistero esté situado junto al sillón donde solemos leer. Sin embargo, también puede situarse en un rincón.

El revistero tiene que cumplir con ciertos criterios funcionales: La idea es llegar a las revistas con comodidad y encontrar fácilmente aquella que estamos buscando. De todas maneras, nos interesa destacar la importancia decorativa de este objeto.

Los revisteros de madera están entre los más elegantes y clásicos. Una madera noble y de buena calidad, barnizada, nos permitirá contar con un revistero de excelencia. Será cuestión de gusto su forma y diseño, ya que podemos encontrar revisteros de líneas rectas o curvas.

Los revisteros decorativos también pueden estar hechos con acero, mimbre o resinas sintéticas. Hay revisteros con formas de animales, otros que imitan a distintos objetos y algunos que, incluso, forman palabras con su estructura. No dudes en escoger un revistero para tu living o habitación y empieza a lucir tus revistas.

No Comments Found

Leave a Reply