Decoración

Arquitectura y decoración

arquitectura

Hemeroscopium es el lugar para los griegos donde se pone el sol. Es una alusión a un lugar que no existe más que en los sentidos, que se mueve y sin embargo, es un lugar real. Se acota por las referencias del horizonte, por los limites físicos, se define por la luz y ocurre en el tiempo.

La casa Hemeroscopium atrapa un espacio domestico, y un horizonte lejano. Y lo hace con un ejercicio de equilibrio inestable de estructuras que envuelve el recinto de habitación permitiendo que la visión escape. Y lo hace con estructuras pesadas, a grandes trazos, para que su disposición provoque la acción gravitatoria que mueve el espacio, y así define el lugar.

El orden de apilamientos estructurales genera un helicoide que parte de un apoyo estable, la viga madre, para ir desarrollándose en sentido ascendente con estructuras cada vez más ligeras hasta cerrar la secuencia con un punto que culmina el sistema de equilibrio.

Son 7 elementos cuyos encuentros responden a su naturaleza constructiva, a sus solicitaciones, y sus esfuerzos expresan su condición estructural. Con ello, la casa se torna aérea, ligera, transparente, y el espacio que ha llenado su interior gira con la vida.

Un año de ingeniería para construir la estructura en 7 días, gracias a una total prefabricación de las partes y una cadencia de montaje perfectamente coordinada por un guión técnico.

Todo nuestro esfuerzo para desarrollar la técnica en busca de un espacio concreto. Y así surge un lenguaje sorprendente, donde la forma desaparece dejando paso al espacio desnudo.

 

No Comments Found

Leave a Reply