Decoración

A la hora de elegir el papel pintado

hora elegir

Una manera rápida y fácil de renovar una habitación o un sector de nuestro hogar es cambiando las paredes con la renovación o aplicación de papeles pintados. A la hora de comprar un papel para la pared, verá que en el mercado hay una gran variedad que va desde unos precios muy baratos hasta otros bastante más caros, asi como una gran variedad de diseños y colores.

Normalmente los más baratos, están fabricados con materiales frágiles que se pueden romper fácilmente al encolarlos o al ir a fijarlos a la pared, incluso pueden existir problemas de decoloración bajo el efecto de la luz. Una recomendación es comprar papeles de buena calidad, que son de tipo pesado o semipesado, así nos evitaremos el problema de que se pueda romper ni decolorar, ya que estos papeles hasta se pueden lavar con agua fría sin peligro gracias a una capa protectora.

Si usted va a elegir el papel, debe saber que hay muchas variedades, dependiendo de la textura, el material que lo compone o por su resistencia.

Papel de revestimiento

Se coloca normalmente debajo del papel pintado porque facilita la colocación del que irá después, porque alisa la pared. También es interesante si vamos a pintar las paredes y éstas no están en perfectas condiciones. Aunque vaya debajo, compre el más pesado que encuentre para evitar que se rompa al encolarlo.

Papel pintado corriente

Compre el más pesado que encuentre, así evitará que se rompa o deforme. Este papel no es lavable, por tanto no se recomienda para cocinas, pasillos o habitaciones de los niños.

Papel pintado lavable

Está impermeabilizado mediante una capa transparente, normalmente de PVA  que permiten limpiarlo con una solución ligeramente cáustica, como la lejía diluida en agua. Estos papeles no absorben el vapor de agua ambiental y por tanto no se ensucian con el polvo que se coloca. Se utilizan para cocinas y cuartos de baño. Un inconveniente es que esa película protectora puede hacerlos difíciles de quitar.

Papel pintado de vinilo

Es un papel lavable pero mucho más resistente que el anterior, la película protectora que lleva es de PVC y se puede limpiar incluso con lejía sin diluir. Se recomienda para sitios como cocinas, baños, escaleras, pasillos… Para ahorrar tiempo cómprelo con el engomado incorporado, si no lo compra preencolado, debe añadirle a la cola un fungicida.

Papel de polietileno

Es muy ligero, se fija con más rapidez porque se encola la pared, en vez del dorso del papel. No es preciso cortar antes las tiras, sino que se cortan a medida que se fijan a la pared directamente del rollo.

Papel pintado con relieve

Es apropiado para paredes con muchos defectos. Se coloca fácilmente porque no se estira cuando se encola. Permite que se pinte encima con pintura al temple.

Papel pintado con trocitos de madera

Disimula las grietas y los defectos de las paredes y techos, se puede pintar encima con pintura al temple. Un inconveniente es que es difícil de despegar.

Papel de lincrusta

Es un papel con mucho relieve, se utiliza sobre todo, para techos muy deteriorados. Es muy resistente.

Papel acolchado

Se utiliza para ocultar imperfecciones de paredes. Pero es muy caro.

Papel pintado de cáñamo y yute

Útil para ocultar imperfecciones y también en zonas de mucha condensación. Se puede pintar con pinturas al temple u oleosas. No hay que ponerlo sin pintar en lugares donde se pueda manchar.

Papel pintado de terciopelo

Es un papel muy decorativo, pero muy caro y difícil de poner, es mejor que lo coloque un profesional.

Papel pintado de tela

Pegado en la pared o recubriendo una estructura alrededor de la pared, el efecto es elegante, hay que elegir un material que no destiña ni se encoja o se estire. Es recomendable que lo coloque un profesional, porque es un papel caro.

Papel pintado de corcho

Es muy aconsejable para sitios con mucha condensación. Aisla del ruido y del frío.

A la hora de comprar

Hay que partir de unos datos que suelen ser los normales, la medida estándar de los rollos es de 52-53 cm. de anchura por 10 m. de longitud.

Lo primero que tiene que hacer es medir la altura de la pared, y sumar 10 cm. para más seguridad, también habrá que medir el perímetro referente a las paredes que constituyen toda la pieza que se quiere cubrir.

Las alturas normales están entre los 2,70 y 3 m, el número de tiras útiles por rollo será de 3. Para calcular el número de rollos, hay una fórmula: el doble del perímetro dividido por 3.

En el caso que el papel lleve dibujos, hay que averiguar la distancia que hay entre cada dibujo, porque esto afectará al número de rollos que necesite. Añada un 10 % si elige un papel con un dibujo grande.

Tiene que asegurarse de que todos los rollos que compre pertenecen al mismo tiraje, ya que puede cambiar un poco el color de una tirada a otra, debe comprobar el número que lleva cada rollo en el dorso para que coincidan.

Si sobra papel, se guardará enrollado y tumbado para que no se estropeen las orillas.

Consejos

Compre papeles de buena calidad, son más duraderos y más fáciles de colocar, los más baratos se rompen fácilmente al humedecerlos.

Compruebe la referencia de todos los rollos, debe coincidir, para estar seguros que son del mismo lote, si no es así, cambie todos los rollos.

Compre como mínimo un rollo de más, para poder hacer algún arreglo con el tiempo, o por si se desperdicia más papel del que pensamos.

Si tiene que recortar el papel, hágaselo hacer al comerciante, es difícil que salga bien en casa.

Antes de comprar papel, compruebe los símbolos de las instrucciones para ver el grado de dificultad de uso y colocación.

No Comments Found

Leave a Reply